La vacuna Gardasil de Merck se supone que previene que las mujeres jóvenes adquieran cáncer de cuello de útero. Ahora la FDA la ha aprobado para otros dos cánceres menos comunes. Pero realmente todavía no se sabe si puede prevenir o no algún tipo de cáncer.

Mientras tanto, desde julio el Sistema de Información de Efectos Adversos de las Vacunas federal ha recibido más de 9.700 informes de problemas desde la introducción de la vacuna en el 2006. Estos efectos adversos incluyen parálisis, ataques abortos espontáneos. Se han registrado 20 muertes, aunque el gobierno no ha reconocido todavía una conexión con las vacunas.

Las vacunas se desarrollaron en un primer momento para proteger a la población de enfermedades extremadamente contagiosas que se transmitían por el aire. Ahora, vacunas peligrosas y no probadas clínicamente están siendo dirigidas a la población con la "esperanza" de que nos protegerán contra enfermedades que requieren un contacto muy íntimo para transmitirse. En realidad la íntima esperanza que tienen estas vacunas es aumentar desorbitadamente los beneficios de las compañías farmacéuticas.

¿Cómo acabará esto?

FUENTES:

Health Freedom Foundation

COMENTARIOS DEL DR. MERCOLA:

La compañía Merck ha lanzado una poderosísima campaña de publicidad instando a las niñas a ser "una víctima menos" del cáncer de cuello de útero. Bien, esta táctica del miedo ha asustado a aproximadamente 18 millones de mujeres estadounidenses, que han recibido la vacuna Gardasil desde que fue aprobada en el 2006.

Sin embargo, a pesar de las ventas anuales de 1 billón de dólares, Gardasil no se ha convertido en el gran éxito de ventas que Merck esperaba. Afortunadamente, la gente está abriendo los ojos, aparte del aspecto moral de si la vacuna alienta la promiscuidad o no, los efectos a largo plazo son totalmente desconocidos, y los efectos adversos inmediatos están apareciendo como muy serios, incluso mortales.

El Sistema de Información de Efectos Adversos de las Vacunas federal ha recibido más de 9.700 informes de problemas desde la introducción de la vacuna en el 2006. Estos problemas no hacen nada más que crecer e incluyen parálisis, ataques y aborto espontáneo, junto con 20 muertes que pueden estar relacionadas con la vacuna.

Esto no hizo a Merck detener su expansión de los usos de Gardasil, que la FDA acababa de aprobar. Ahora Gardasil también puede destinarse a prevenir dos cánceres raros vaginales vulvares. Al menos la FDA actuó bien y decidió no aprobar Gardasil para la prevención del cáncer de cuello de útero en mujeres de edades entre los 27 y 45 años (actualmente está aprobada para chicas de 9 a 26 años).

Si más mujeres supieran la realidad sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH), el que algunas veces puede producir cáncer de útero, yo dudo que alguna de ellas recibiera voluntariamente esta vacuna (quizá por eso Merck estaba insistiendo tanto en hacerla obligatoria para las niñas).

Así que incluso antes de que pienses en recibir esta vacuna potencialmente peligrosa, primero asegúrate de saber por qué vas a arriesgar tu salud.

¿Qué peligro supone en realidad el Virus del Papiloma Humano?

Hay más de 100 tipos de Virus del Papiloma Humano. De ellos, sólo 10-30 pueden causar cáncer de cuello de útero. El resto pueden causar infecciones en la piel que producen verrugas genitales o verrugas comunes en pies y manos.

Aunque hay muchos virus comunes, y una estimación de 25 millones de americanos tienen infecciones del VPH, no harealmente razón para alarmarse porque, como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades afirman, "en el 90 % de los casos, el sistema inmune del cuerpo elimina la infección por VPH de forma natural en dos días". Esto es así también para el tipo de infección que puede causar verrugas o cáncer.

Aún así, los vendedores de Gardasil te harán creer que recibir la vacuna protegerá a las niñas del mínimo riesgo de cáncer de útero que existe, pero éste no es el caso.

La vacuna Gardasil contiene 4 tipos de HPV de las más de 100 cepas que existen de este virus. Si tú contraes uno de los más de 96 tipos que no están incluidos, mala suerte. Y si ya has estado expuesta con anterioridad a alguno de los cuatro tipos de virus de la vacuna, ésta no funcionará contra esos cuatro virus tampoco.

Por lo que si, a pesar de todo, tú aceptas los riesgos y te vacunas, tus posibilidades de contraer algún tipo de HPV son todavía muy altas. Que el virus VPH te produzca verrugas genitales o cáncer de útero, sin embargo, depende en gran parte del estado de tu sistema inmunológico.

¿Por qué arriesgar tu vida para prevenir una enfermedad evitable?

Coágulos sanguíneos mortales, fallo respiratorio agudo, paro cardiaco y "muerte súbita debida a causas desconocidas". Todo esto les ha ocurrido a chicas poco después de recibir la vacuna Gardasil. Obviamente son riesgos atroces para quizás prevenir un cáncer de útero evitable y que puede ser curado o eliminado por tu sistema inmune antes de que te des cuenta de que lo tienes.

Porque según el CDC más de 6 millones de mujeres contraen el VPH al año, y sin embargo, menos de 3.900 mujeres morirán de cáncer de útero.

Esto es debido a que tus sistema inmune puede eliminar el VPH el 90 % de las veces. Además, el cáncer de útero es causado por una infección transmitida por contacto sexual, por lo que es perfectamente evitable. De hecho, usar preservativo puede reducir el riesgo de VPH en un 70 %, que es más de lo que lo puede reducir Gardasil.

En resumen, que Gardasil es en gran parte inefectiva, potencialmente muy peligrosa, y un despilfarro de dinero. Para que su hija esté sana, sólo tiene que tener en cuenta estos consejos que pueden prevenir el cáncer de útero mejor de lo que la vacuna nunca podrá:

  • Hable a sus hijos sobre el VPH: Esta infección es transmitida sexualmente, por lo puede ser perfectamente prevenida prestando atención al estilo de vida.
  • Admitir el poder de las emociones. Una escuela emergente de pensamiento llamada German New Medicine (GNM) muestra cómo eventos estresantes específicos o "shocks conflictivos" pueden espolear el cáncer y otras enfermedades en tu cuerpo.
  • Mantén a tu sistema inmune en forma. Un sistema inmune sano es más capaz de enfrentarse a un estrés físico emocional. El sistema inmune es la mejor arma contra los cánceres. Para mantenerlo en forma es clave la alimentación sana y el ejercicio.