Medicina biológica integral

   
Mi Perfil
Noticias
Documentos
Libros
Consulta On-Line
   
   
Abortos provocados en el mundo unos 50 millones y 20 mil mujeres muertas a consecuencia de...
14-02-2011

 

 

En México EUA China y el mundo?

 

  • hace 2 años
  • Notificar un abuso Se cumple el vigésimo aniversario de la puesta en marcha de la ley de despenalización del aborto que finalmente sería confirmada por el TC en noviembre de 1985. La introducía el Partido Socialista Obrero Español, recién llegado al poder, con una fuerte oposición y contestación social que se ha ido diluyendo con el paso de los años hasta dejar de ser, prácticamente, cuestionada en los ámbitos políticos y mediáticos. El debate ha pasado, en estos veinte años, de "aborto sí/aborto no" al de "ampliación sí/ampliación no". El Partido Socialista, a finales de los noventa, por boca de su entonces secretario general Joaquín Almunia, anunciaba que, en caso de una futura victoria, realizaría la despenalización total del aborto, lo que equivaldría a la autorización del aborto libre, probablemente con una ley de plazos. El Partido Popular mantiene la letra de la Ley de 1985, pero la realidad es que, en España, con una interpretación amplia y laxa de la ley, existe, prácticamente, un aborto libre. Eso al menos es lo que comienza a deducirse de los datos que se han ido conociendo.

Las cifras reales del aborto en el mundo son imposibles de confirmar. Sabemos que los organismos internacionales estiman que cada año CINCUENTA MILLONES de niños no llegan a ver la luz por causa del aborto; de ellos, la mitad perecen bajo el amparo de las leyes abortivas. El aborto en el mundo causa hoy, en un año, casi tantas víctimas como la II Guerra Mundial. Los datos también indican que unas veinte mil mujeres pueden fallecer en el mundo por las consecuencias negativas que para la salud de la madre se derivan del aborto. En Europa se producen anualmente trece millones de abortos. En España unos setenta mil. En España y en Europa el aborto ha pasado a ser la primera causa de defunción.

En nuestro país, desde la despenalización parcial del aborto de 1985, se ha producido un constante incremento del número de abortos. En la última década se ha pasado de los algo más de cuarenta mil de principios de los noventa a los setenta mil actuales, y ello, pese a la reducción de la natalidad, la generalización de los medios anticonceptivos primero y la expansión de los contraceptivos después, de las numerosas y magníficamente financiadas campañas de información sexual y planificación familiar, etc., que han convertido España en uno de los países que tienen el dudoso orgullo de poseer una de las más bajas tasas de natalidad del globo y con un porcentaje altísimo de población que supera los sesenta años.

¿Cuántos niños no han nacido en España desde 1985 en función de la aplicación de la Ley? Teniendo presente que las estadísticas oficiales sólo recogen el número de las Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) transmitidas por los centros públicos o privados en que se practican, nos encontramos con una cifra que podría superar el millón de no-nacidos.

¿Nos encontramos, como tantas veces se ha dicho, ante un genocidio legalizado no sólo jurídicamente sino también la conciencia colectiva de los españoles? Desgraciadamente la contestación tendría que ser afirmativa, porque el aborto es, para la inmensa mayoría de los españoles, lo rechacen o no en su conciencia particular, simplemente unas siglas y una estadística que prefieren desconocer.

La opinión pública española, mediatizada por la propaganda pro-aborto más o menos encubierta que existe, por la lenta desaparición de la moral objetiva, por la expansión del materialismo y el hedonismo como base de la nueva filosofía y moralidad social, ha ido cambiando en las últimas décadas. Aunque no contamos con análisis específicos, si rastreamos en las encuestas del CIS, nos encontramos con cambios significativos: de la oposición total y mayoritaria que existía antes de la legalización hemos pasado a un crecimiento constante del relativismo frente al aborto por parte de la mayoría de la población. Hoy el 34% de la población se presenta como tolerante ante el aborto y el 42% como poco tolerante, lo que significa que, aún estando moralmente en contra de forma genérica, lo admitirían según qué casos. Los que se manifiestan rotundamente en contra son una minoría, un 10% y más minoritarios son los que lo hacen rotundamente a favor, un 6%. Es evidente que la población española presenta un alto grado de indefinición y que, en este como en tantos otros temas, se deja llevar por los vientos imperantes del momento. Ahora bien, el dato positivo, es que en esa misma mayoría permanecen todavía los restos de la educación recibida que es la que, realmente, ha impedido la despenalización legal absoluta, aún cuando, en la práctica, sea casi una realidad. Teniendo presente estos datos es fácil deducir que la lucha contra el aborto, contra la Ley del aborto, pasa por una reeducación, una concienciación de los españoles en esta materia si no se quiere que poco a poco, como anotamos antes, el aborto sea simplemente fría estadística.

 

 

Naturopataluis.es
Urb. Terol e16 bis
Tibi 03109 Alicante

Teléfonos:
626 630 800