Medicina biológica integral

   
Mi Perfil
Noticias
Documentos
Libros
Consulta On-Line
   
   
La medicina natural es eficaz incluso en patologías complejas
02-03-2011

 


Frente a la limitada gama de recursos -casi siempre farmacológicos- con los que se ve obligado a trabajar el médico convencional la medicina natural aporta numerosas respuestas terapéuticas sin efectos secundarios que ahorran tiempo y sufrimiento al paciente. Una jornada de trabajo junto a los doctores Santiago de la Rosa y Esther de la Paz -miembros del Consejo Asesor de nuestra revista y de la Asociación Española de Médicos Naturistas- nos ha permitido comprobar cómo enfermedades graves, complejas y desesperantes -como pueden ser un cáncer de mama con metástasis en una vértebra, una migraña recurrente o un caso de colitis ulcerosa y anemia autoinmune- pueden tratarse con excelentes resultados.

Tras casi un siglo de avance imparable de la medicina farmacológica en el mundo occidental son cada vez más las personas que entienden que a la vista de los resultados reales en las enfermedades degenerativas o crónicas el apoyo unilateral que recibe por parte de las autoridades sanitarias no se justifica ni se explica. Y mucho menos, consideran, tiene sentido el desprecio con el que se ha tratado en las últimas décadas a la actual Medicina Natural o Naturistacuando ésta es heredera de una tradición milenaria que ha contribuido a la supervivencia de la especie, ha mostrado una mayor capacidad de adaptación a los nuevos modelos de la realidad definidos por la Física asumiendo las terapias energéticas en su seno y cuenta con unos recursos que, si no infalibles, sí suelen garantizar una mejor calidad de vida por su menor impacto iatrogénico.
El médico naturista posee muchos más recursos terapéuticos y con una visión mucho más global se enfrenta a menudo a patologías que suelen haber pasado por las manos de distintos especialistas sin que el paciente haya conseguido mejoría. ¿Lo curan todo? Obviamente no pero sus tratamientos no dejan al menos en la salud de sus pacientes el rastro de efectos secundarios que sí permanecen tras los tratamientos farmacológicos, sobre todo en los casos de enfermedades degenerativas o crónicas.
Y para ver hasta qué punto propusimos a los doctores Santiago de la Rosa y Esther de la Paz ambos miembros del Consejo Asesor de nuestra revista así como de la AsociaciónEspañola de Médicos Naturistas que comparten consulta- pasar una jornada con ellos y conocer más de cerca el tipo de pacientes y enfermedades que desfilan a diario por sus instalaciones. Aceptaron. Y la verdad es que sorprende la heterogeneidad: desde niños a ancianos, desde patologías simples a enfermedades complejas, desde una gripe a un cáncer, desde quien acude con su dolencia a ellos como primera opción a quien harto de rebotar como pelota de ping-pong de especialista en especialista, desesperado, se sienta ante ellos. Así que nos dispusimos a pasar una jornada hablando de los problemas de la Medicina Natural y conociendo algunos de los casos que trataron.

MÚLTIPLES HERRAMIENTAS, UN SOLO OBJETIVO: LA SALUD DEL PACIENTE

-Doctor De la Rosa: ¿por qué acude un paciente a un consultorio de medicina natural?
-Por varias razones. Unas porque no quieren tomar medicamentos químicos que en el mejor de los casos sólo suprimen sus síntomas sin acabar de conseguir que recuperen la salud. Otras veces porque no consiguen que les diagnostiquen adecuadamente su problema. Y a menudo porque tras largos tratamientos, normalmente a base de pastillas, no sólo no se curan ni mejoran sino que empeoran. Suelo comentar a mis pacientes que si la Seguridad Social y las aseguradoras privadas curasen realmente las enfermedades nosotros no existiríamos. Ni otro tipo de terapeutas. Ni siquiera los curanderos. Pero no es así. Luego es evidente que algo falla en el sistema sanitario para que los médicos naturistas tratemos cada vez más enfermos en casos cada vez más complicados y en consultas particulares siendo gratuita la Seguridad Social. Pero es que a diferencia de gran parte de nuestros colegas nosotros valoramos el estrés de las personas, su alimentación, sus sentimientos, el entorno ambiental en el que viven y trabajan… y así un largo etcétera. Es evidente que la Medicina Natural no ha alcanzado aún el prestigio social que merece pero todo se andará. Aunque no sólo es cuestión de reconocimiento. Estoy convencido de que con un adecuado uso de los recursos de los que disponemos los médicos naturistas, tanto en el campo de la prevención como en el de la curación, la salud de las personas en general mejoraría si el sistema público de salud incorporara nuestros tratamientos. Es más, el ahorro sanitario sería muy sustancial.
Tras esta breve exposición el doctor De la Rosa nos invitaría a conocer -previo consentimiento de sus pacientes, que fueron debidamente informados- algunos casos significativos. Uno de ellos correspondía a María del Carmen. Le habían diagnosticado un cáncer de mama en el 2005 y fue operada extirpándole un tumor y 6 ganglios axilares. Posteriormente sufrió una histerectomía total y una recidiva en una vértebra. Acudiría a la consulta del doctor De la Rosa para tratarse el dolor a mediados del 2008 y al final fue tratada integralmente a lo largo de todo el 2009. Su madre también había padecido cáncer de mama. El doctor recuerda que en la primera consulta su lengua presentaba un aspecto rojizo, su pulso era resbaladizo, presentaba amargor de boca, manos y pies fríos, estreñimiento crónico y pitidos en los oídos al fumar. Bueno, pues a pesar de todo -aunque cueste creerlo- siguió fumando; aunque últimamente ha conseguido bajar de los dos paquetes al día. “Comenzamos a tratarla el 28 de julio de 2008 –nos diría el doctor De la Rosa- con una depuración a fondo, la ingesta de ácidos grasos de la serie omega, plasma de Quinton, Acupuntura, Biorresonancia –con el Quamtum-Scio- y el Par Biomagnético. Y como puede apreciarse en los gráficos sus marcadores han evolucionado muy bien, hacia la normalidad. Hasta las gammagrafías muestran una mejoría respecto a su estado antes de comenzar el tratamiento con Medicina Natural. Es evidente que debemos ser cautos y no bajar la guardia pero hemos conseguido revertir el cuadro totalmente. Es lo que denominamos en Medicina Biológico-Naturista hacer una vicariación positiva”
El siguiente caso que nos mostró fue el de A., un varón de 57 años al que con un PSA de 8,56 le diagnosticaron adenocarcinoma de próstata. Se le recomendó cirugía y radioterapia. Además existía la posibilidad de metástasis en los cuerpos vertebrales lumbares y/o en otros órganos. “Le sometimos a una depuración exhaustiva–nos contaría De la Rosa-y le tratamos exclusivamente con el Par Biomagnético y con el Papimi. Bueno, pues como puede observarse por la evolución de su PSA llegamos a obtener una cifra de 3.1, inferior a la señalada como normal. Sus médicos no se lo podían creer. Y le propusieron hacerle otra biopsia a lo que él se negó. Es consciente de cómo ha mejorado su vida y hoy seguimos trabajando hasta que con el tiempo la curación sea total. Y es que estas técnicas naturistas y sencillas funcionan”.
-Tratamientos naturales e inocuos para tratar el cáncer... Díganos, ¿por qué los oncólogos son tan reacios a reconocer que la Medicina Natural puede aportar calidad de vida e, incluso, la curación a los enfermos de cáncer?
-Al médico alópata oncólogo se le ha enseñado y entrenado a tratar a los enfermos de cáncer sólo con fármacos, no con medicina biológico-naturista. Por eso es complicado que den su brazo a torcer hasta que no se encuentran varios casos claros de pacientes suyos complicados que han mejorado con otras terapias. Entonces algunos sí asumen el reto de plantearse emprender un nuevo camino de estudio y formación. Pero eso implica ir contracorriente en su ámbito y suele resultarles muy duro. Al final sólo lo hacen los compañeros que dejan el hospital para abrir una consulta privada tras optar por ser consecuentes -y felices por ende- con lo que piensan y hacen. Mire, la profesión de médico es muy dura. Hay que estar estudiando todos los días de la vida e ir constantemente a conferencias, talleres, seminarios, cursos y congresos además de atender a los comerciales de los laboratorios. Porque si no lo haces pronto te quedas desfasado. Y además debes preocuparte de tus enfermos más allá del mero tiempo de consulta. Por lo que se refiere a los oncólogos mi opinión es que deberían tener una mente más abierta a nuevas opciones porque creo que en el fondo son conscientes de las limitaciones de las herramientas terapéuticas que utilizan. Y sin embargo con la Medicina Natural se pueden conseguir grandes resultados, mejoras en la calidad de vida y hasta curaciones sin tener por qué abandonar nada. Uno nunca se debe creer que lo sabe todo porque lo cierto es que cuanto más estudias más te das cuenta de lo poco que sabes. Al final lo que cuenta realmente es la experiencia al punto de que podría decirse que las herramientas de un clínico son sabiduría, inteligencia y ojo clínico.
Tras su extensa reflexión el Dr. De la Rosa volvió a hablarnos de otros casos. El siguiente se trataba de un varón de 50 años que acudió a su consulta por padecer migrañas recurrentes muy dolorosas después de haber sido tratado por varios especialistas sin resultado alguno. En un primer momento se le testó con Electroacupuntura de Voll y mediante el Par Biomagnético y, como en muchos otros casos, se le recomendó ante todo hacerse una hidroterapia de colon. Era marzo del 2009. Los análisis habían detectado una clara toxicidad: “Colon irritable espástico con retención importante del tránsito. Probablemente colon largo. Sobrecarga tóxica de la parte derecha del colon. Mala digestión y fermentación de los restos de verdura. Litiasis biliar. Inflamación crónica intestinal inducida por las heces retenidas y disbiosis. Parasitosis”.
-Después de la hidroterapia de colon –nos diría el doctor- mejoró mucho. Le desparasitamos y luego le sometimos a algunas sesiones con el par Biomagnético para equilibrarle. El resultado fue muy positivo. De hecho su sufrimiento ha terminado. Está tan agradecido que nos remite continuamente nuevos pacientes. Y es que así es como crece la Medicina Natural: a través de los testimonios de quienes han visto mejorar su calidad de vida con nuestras terapias.
El siguiente caso que nos mostró era el de otro varón -esta vez de 52 años- que acudió a la consulta por padecer molestias y a veces dolores lumbares por protusiones en L4 y L5 con irradiación en los laterales de las piernas. Últimamente presentaba dolor constante en el glúteo derecho que no le cedía con nada. Y era reacio a tomar de forma continua analgésicos o antiinflamatorios pero ni siquiera con unos parches que bloquean de manera eléctrica el dolor conseguía hacerlo desaparecer.
-En este caso le recomendamos hacerse ante todo una nueva resonancia magnética –nos explicaría el doctor- ya que la última se la habían hecho hacía una década a fin de ver cuál había sido su evolución El diagnóstico fue espondilolisis y protusiones discales en L4 y L5. La espondilolisis era pues un problema nuevo. El radiólogo, que es amigo, me dijo que no le recomendaba operarse y le tratamos con simples estiramientos suaves a 45 grados de su vertical hasta llegar con los días a casi 90 grados, momento en el que el paciente notó un “crack”. Desde ese mismo momento dejó de sentir el dolor agudo en el glúteo derecho y comenzamos a darle sesiones con el Papimi y fisioterapia terapéutica. Hoy está muy recuperado.
-Quisiera hacer un inciso antes de comentar algún otro caso. ¿Por qué no reaccionó el colectivo de médicos naturistas españoles ante las actuaciones que se tomaron en todo el mundo con motivo de la gripe A?
-Es una muy buena pregunta. En Discovery DSALUD sabéis que atendiendo a mi cargo de presidente de la Comisión de Médicos Naturistas del Colegio Oficial de Médicos de Madrid intenté a través de Internet que mis colegas médicos firmaran una carta dirigida a la Ministra de Sanidad –tras discutir el contenido del borrador propuesto- donde al menos expusiéramos, entre otras cosas, que desde la Medicina Natural se podía ayudar. Que el Par Biomagnético, por ejemplo, parecer ser eficaz para combatir los virus además de inocuo aunque no haya trabajos científicos convencionales publicados constatándolo. Y que hay otros productos naturales igualmente útiles para afrontar la gripe A y cualquier otra gripe. Desafortunadamente tengo que reconocer que sólo se animaron a colaborar seis compañeros. Los demás ni siquiera hicieron propuestas diferentes o se prestaron a tener un debate sobre el tema. Quizás nuestra carta no hubiera tenido incidencia pero si la hubiéramos firmado un centenar de médicos o más, que era lo que pretendía, seguro que eso hubiera tenido repercusión en medio del debate. Al menos se hubiera visto algo de unión en temas tan importantes como la supuesta “pandemia”. Pero ni eso. Y mientras el colectivo médico naturista permanecía quieto tras sus escritorios los pocos que quisimos revelarnos ante tantas mentiras como se contaron tuvimos que hacerlo en solitario a título individual. Patrañas que fueron ampliamente desmontadas con argumentos científicos por alguna gente valiente y que sólo vuestra revista y algunos medios pequeños tuvieron el valor de desvelar. Porque ha sido enorme el esfuerzo de difusión que ha realizado Discovery DSALUD. Aunque tuviera más impacto popular que eso mismo lo dijera luego una monja,Teresa Forcades. Es asimismo destacable la valentía de la periodista austriaca Jane Bürgermeister que perdió el trabajo por denunciar que detrás de la gripe A había simplemente una conspiración. Sí, es triste reconocerlo pero los médicos naturistas debimos dar la cara como colectivo y no pudo ser a pesar de que desde esta consulta Esther de la Paz y yo lo intentamos.

COLITIS ULCEROSA, ANEMIA, TINNITUS… ¡QUÉ MÁS DA!

El movimiento en el centro era continuo con el ir y venir desde las consultas a las salitas en las que individualmente se da el tratamiento, unas veces recibiendo los pulsos magnéticos del Papimi, otras sometiéndose a dispositivos bioenergéticos como el Quantum, el Matech o el Bimet, a menudo utilizando las agujas de acupuntura o el Par Biomagnético… Una labor que por cierto comparte con su compañera, la doctora Esther De la Paz, a la que también quisimos preguntar su parecer.
-Doctora, ¿por qué cree que no tiene aún el reconocimiento social y médico que merece la medicina natural y biológica teniendo en cuenta que se consiguen con ella resultados que no logra la medicina farmacológica?
-El prestigio en esta sociedad de consumo se consigue de varias maneras. Primero, consiguiendo resultados; en nuestro caso utilizando adecuadamente los instrumentos de que dispone la Medicina Natural. Segundo, dando a conocer las evidencias, lo conseguido; y eso implica que debemos perder el reparo que nos da publicar los casos clínicos tratados y curados con nuestras técnicas naturales. Y finalmente haciendo macro-congresos donde podamos demostrar de forma masiva que curamos casos que la medicina académica se ve impotente para sacar adelante al limitarse a guillotinar los síntomas. Pero para alcanzar estos tres objetivos necesitamos compañeros que estén dispuestos a luchar por algo más que por sus ingresos diarios, que estén dispuestos a colaborar para conseguir ese reconocimiento del que hablamos. Debemos conformar un colectivo amplio que publique sus logros y los de a conocer a través de aquellos medios que, como Discovery DSALUD,se muestran dispuestos a apoyar los cambios que se necesitan. Así lo que hacemos irá calando poco a poco en la sociedad. Le pongo un ejemplo que les toca de cerca: el último congreso sobre cáncer que coorganizó su revista con la World Association for Cancer Research (WACR). Pasadas las semanas las noticias han ido llegando al otro lado del mundo y muchos colegas han ido así conociendo que hay nuevos planteamientos para afrontar esa enfermedad. Yo sugeriría a todos los compañeros que comparten los principios de la Medicina Natural y no pudieron asistir a él que adquieran los DVDs con las conferencias aprovechando que se grabaron porque pueden aprender mucho de lo que allí se dijo. Fue un congreso extraordinario. A los grandes medios de difusión la medicina naturista siempre les ha producido resquemor pero algún día se darán cuenta de que deben cambiar su actitud. En ese sentido en Alemania nos llevan la delantera. Allí no existe ningún periódico que no tenga a algún profesional de la comunicación que se dedique a informar de las terapias no convencionales. Mire, todos podemos enfermar y todos deberíamos tener por tanto la posibilidad de tratarnos en el sistema público de salud de forma naturista sin que nos impongan obligatoriamente una medicina farmacológica, tan meramente paliativa en general como iatrogénica. Podría mencionar los nombres de varios periodistas importantes de las principales cadenas de radio y televisión que acuden a nuestras consultas pero luego no sólo no se ocupan en sus medios de lo que hacemos sino que incluso a veces se inhiben cuando aparecen informaciones que desprestigian la Medicina Natural mediante la técnica de mezclar en una misma información verdades y mentiras, estafadores y profesionales, haciendo un batiburrillo intolerable.
Tras el comprensible desahogo de la doctora De la Paz le preguntamos también a ella por algunos de sus pacientes. Y el primero del que nos habló fue de un varón de algo más de cincuenta años. Diagnosticado de colitis ulcerosa y anemia autoinmune acudió a la consulta tras haber tomado la decisión de no seguir añadiendo más medicación a su tratamiento porque a pesar de todos los fármacos que ingería no estaba experimentado ninguna mejoría; de ahí que cuando le propusieron aumentar las cantidades de su medicación actual -corticoides, un inmunosupresor y un ansiolítico- decidió buscar nuevas respuestas en otro lado. Y llegó hasta el consultorio tras leer una carta publicada en Discovery DSALUD.
Ha seguido nuestro tratamiento durante un año aproximadamente con una periodicidad de cada 15-30 días ya que reside fuera de la comunidad -nos comentaría la doctora-. Persona muy colaboradora y constante. Tras hacerle primero un test de sensibilidad alimentaria se le propuso un tratamiento depurativo, se le reeducó alimentariamente y se le trató con el Quantum, el Papimi, Homeospargyria y la práctica de ejercicios relajantes. Se le realizaron controles analíticos cada 3 meses y dos colonoscopias. Mejoró lenta pero paulatinamente. Al principio perdió mucho peso como efecto del cambio en sus hábitos alimentarios pero posteriormente se estabilizó en un peso del que ya no se ha movido. En las analíticas se ha ido observando cómo su organismo mejoraba. Ya no hay anemia, absorbe bien los nutrientes, le ha mejorado el carácter y descansa mucho mejor. En el ultimo control, antes de estas últimas navidades y según consta en los informes que puede ver aquí, la enfermedad está en remisión total y se le ha dado el alta. Y por si acaso le hemos sugerido que se haga controles con biorresonancia regularmente al menos cada estación”.
Resumiendo: una colitis ulcerosa y una anemia autoinmune solucionadas ¡sin un solo fármaco! Tal es la aportación de la Medicina Natural. Decidimos pasar a ver otro caso. El de una niña de 8 años que desde que nació presentaba una dermatitis descamativa que afectaba a la región anterior del muslo en su tercio medio y a la cara posterior de las piernas. Según explicó la madre los médicos que la atendieron habían descartado que fuera consecuencia de alguna alergia, una psoriasis o una lesión por sobreinfección. Y acudió a la Medicina Natural porque la madre estaba cansada de ponerle simplemente corticoides a su hija. “Le hicimos –recuerda la doctora- un único tratamiento con biorresonancia -mediante el Quantum-Scio- y desensibilización alimentaria y le prescribimos homeopatía. Dada su poca edad pedimos a la madre que le realizara una prueba de sensibilidad alimentaria y le retiramos de la dieta los lácteos hasta la siguiente cita. En el test aparecería que era intolerante al aceite de oliva y a los garbanzos por lo que se le retiraron de la dieta. Al mes le hicimos un nuevo control y observamos que le habían desaparecido totalmente los eczemas. Como come en el colegio se le pidió que no tomara leche y evitara los productos fermentados. Seis meses después está estable y su madre nos ha confirmado que cuando ingiere los alimentos que no debe –porque lógicamente se ha relajado- le aparece ligero prurito en la zona. Pero eso es todo”.
-Buena alimentación y salud. El binomio mágico. Díganos, doctora, ¿en qué medida la nutrición sigue siendo la primera herramienta de la Medicina Natural tanto para la curación como para la prevención?
-Parece obvio que si tenemos en cuenta lo que comemos mejora nuestra calidad de vida y el pronóstico de las enfermedades. El problema es que en la actualidad los alimentos que llegan a nuestra mesa tienen deficiencias nutritivas y además contienen a menudo numerosos tóxicos como, entre otras personas, explicó la Dra. Doris Rapp en su revista (vea el lector en nuestra web -www.dsalud.com- el artículo que apareció al respecto en el nº 96). Y ello está provocando que la población no sólo no esté correctamente nutrida sino que padezca malnutrición siendo a menudo la causa de problemas como la hiperreactividad en niños, las alergias, el insomnio, la irritabilidad, etc. Por no hablar de los contaminantes que afectan al agua -tal como ha denunciado el Dr.Nicolas Olea- y que están afectando a nuestras células ya que actúan como disruptores enzimáticos provocando errores en su codificación.
Hemos roto una cadena importante. Desde mi punto de vista la nutrición es un pilar básico y la información sobre cómo debe ser una nutrición correcta falla. De hecho no es una asignatura de la carrera. Uno ha de formarse fuera de la facultad. Y se trata de un craso error. Además la cuna de la nutrición, que era el núcleo familiar, también falla. Cada vez menos hijos comparten la comida con sus padres. Y encima la información que les está llegando hoy a ellos a través de los medios de comunicación tampoco es correcta. El resultado es una alimentación que cada vez en mayor medida perjudica al aparato digestivo inflamándolo y permitiendo que pequeñas dosis de un alimento –frente al que en condiciones normales tenemos tolerancia- provoque la reacción de nuestro sistema inmune.
En suma, tomamos alimentos que no procesamos correctamente, a los que nuestro sistema inmune ataca y nos baja las defensas… y por si eso fuera poco la información que contiene es pobre porque los alimentos son generados en grandes cantidades y la tierra no tiene a veces nutrientes al no dejarse en barbecho. Ya ni se respetan los ciclos circadianos. Además carecemos de antioxidantes de buena calidad y cada vez hay más personas obesas que encima están malnutridas. Estamos generando un mundo lleno de azúcares y grasa. Un ejemplo sencillo: el plátano y el tomate tienen hoy casi cuatro veces menos nutrientes de los que comían no hace tanto nuestros padres.
Seguimos con los casos. El siguiente que analizamos fue el de una mujer de 40 años que acudió a la consulta para realizarse un chequeo y explicó que sufría tinnitus -golpes o pitidos en el oído- desde hacía años; los especialistas le habían dicho que aparentemente no había problema físico que lo justificara.
Después de realizar su historia clínica –nos comentaría la doctora- y tras una sesión con biorresonancia le hicimos un test biomagnético y tratamos los puntos interferentes. Bueno, pues al día siguiente recibimos un correo electrónico en el que nos decía que¡ le había desaparecido completamente la tinnitus! Hoy mismo hemos comprobado que ocho meses después sigue asintomática. Es un caso sorprendente que a nosotros mismos nos dejó perplejos”.
Terminamos con el caso de una mujer que, como en otras muchas ocasiones, había ya visitado a diferentes especialistas sin éxito. Se notaba muy cansada, tenía anemia, enlentecimiento del pensamiento y, según sus propias palabras, se sentía vieja a pesar de ser joven. Además alternaba procesos de diarrea con digestiones lentas y pesadas, y sufría dermatitis descamativa en placas en el cuero cabelludo. Y el pelo, poco espeso, se le caía. Según explicaría estaba ya desesperada por la falta de soluciones de la medicina convencional.
Le hicimos un test de biorresonancia –nos contaría la doctora De la Paz- y encargamos un chequeo general en el que se pidieron cargas virales y anticuerpos. Y mientras llegaban los resultados realizamos dos tratamientos con biorresonancia. Al mes vimos los resultados de las pruebas y en ellas se evidenciaban cargas virales y anticuerpos frente a la gliadina -presente en trigo y otros cereales-. Se le pautó la dietética adecuada junto con tratamientos periódicos de biorresonancia cada 15-30 días durante tres meses y le tratamos con Microinmunoterapia y Homeopatía. A día de hoy ha recuperado la vitalidad, el pelo y la piel. Hasta la anemia ha desaparecido y no se encuentra cansada”. 
La verdad es que podríamos contar cientos de casos similares pero basta como muestra de los resultados que se pueden obtener con muy distintas patologías mediante la Medicina Biológico-Naturista. Una forma de afrontar la enfermedad distinta a la convencional que busca recuperar la salud actuando sobre las causas y no sobre los síntomas. Y que cuenta con numerosas terapias, dispositivos y productos a su alcance. Como los que los doctores Santiago de la Rosa y Esther de la Paz cuentan en su consulta. Todas ellas carentes de efectos secundarios.
¿No va siendo hora pues de que el mundo abandone el falso mito que rodea a la gratuitamente llamada “Medicina Científica” cuando en general no se trata más que de una medicina farmacológica y paliativa que no busca las causas de las miles de enfermedades que ya ha tiene catalogadas y empiece a confiar en la Medicina Natural?

 

 

Sonia Barahon

 

 

 

 

Naturopataluis.es
Urb. Terol e16 bis
Tibi 03109 Alicante

Teléfonos:
626 630 800